Proyecto de investigación de la flora nativa y adventicias de Entre Ríos. Los invito a descubrir nuestra maravillosa flora, haciendo un viaje por el corazón de la selva montielera...

miércoles, 22 de febrero de 2017

Ñandubay- Ibopé- (Prosopis affinis).
Familia: Fabaceae
Origen: Endémica de Sudamérica, Brasil, Argentina y Paraguay y Uruguay.
Forma de vida: Árbol de mediano porte de copa aparasolada, algo achaparrado de entre 7 y 8 metros de altura.
Hábitat: Se lo encuentra formando colonias de las misma especies en el monte  alto y espinal de la provincia de Entre Ríos.
Sinonimos: (Prosopis algarrobilla).
Propagación: por semillas.
Observaciones: Su madera es dura y se utiliza para postes de alambrado y construcciones rurales. es de crecimiento lento. Es ideal para reforestar áreas degradadas o proyectos sustentables, soporta prolongados periodos de sequía. La polinización es entomófila (por medio de insectos). Su hábitat se ve amenazado debido al avance de la agricultura y la ganadería extensiva.

Registro:  foto  tomadas en paraje Carpinchorí, Dpto. Federal

"Corazón montielero de tierra, es este Federal, que guarda entera toda la magia que el paisaje encierra, y ofrece el ñandubay como bandera. Victor Adolfo Sheri, Poeta entrerriano-.








Atardecer en Paraje Carpinchorí, Ñandubay de aproximadamente 100 años.







                                  El Ñandubay

Repriesenta crecer con sacrificio, despacio, muy despacito, como si el cielo le pasara encima y tuviese que irlo rempujando, por eso es que las ramas se le tuercen, y no se va muy alto, del hacer tanta juerza desde chico, se cría duro, seco y desformado./ Mirandolo de golpe es medio feo nadie lo ha de estimar por la presencia, parece que su cuerpo es todo raíces, y que al revés se acomodó en la tierra./ ¡pero, que linda fibra! puro nervio! ¡poder y resistencia! ¡ha de ser mucho el árbol cuando las uñas al jaguar le mella! / No precisa cuidaos, por ser sufrido, lo que padezca no le importa a naides, y ansi lo miran como a cosa bruta./ Los alambrados lo llevan en guerrilas de postes, que aguantan años en líneas firmes, peleando al tiempo en interés del hombre./ Le tengo simpatía porque es todito corazón, por eso, porque es hecho a rigor y es sano de alma, y hasta viviendo maltratau es gueno./El hacha, el fuego, el progreso, lo va exterminando...la ultima seña que dará de vida, será un humito que se va de un rancho...Quiza que al mesmo tiempo, piense, junto al fogón, algún paisano: La ultima astillas de ñandubay, y sea también pa el ultimo gaucho.

                                                                                                              Romildo Rizzo-







No hay comentarios.:

Publicar un comentario